lunes, 15 de mayo de 2017

MANOLO Y ROSI: DOS VOLUNTARIOS EN FORTALEZA - 1/2

FORTALEZA  MAYO 2017


Sábado 6 de Mayo
Después de más de 24 horas de viaje llegamos al Lar. Detrás han quedado el enfado por el ultimo cambio de vuelos de tres días antes de salir, las más de seis horas de espera en el aeropuerto de Lisboa, las 10 horas de vuelo nocturno hasta Rio de Janeiro, los temores en el paso de la aduana de Rio de Janeiro por las medicinas donadas que llevábamos en las maletas, la frustración de no poder llamar por teléfono para comunicarnos, y por fin las tres horas y media de vuelo hasta Fortaleza.
En el aeropuerto con cara de gran alegría nos esperaban Frei Alberto (como le llaman aquí), y su buena amiga Luiza, la sicóloga del Lar.
La llegada al Lar es un batiburrillo de sensaciones, presentaciones y bienvenida en portugués, muchos, muchos nombres, porque allí hay ahora 31 niñas y jóvenes, tres hermanas agustinas recoletas, tres madres sociales, dos son las que suplen a las oficiales los fines de semana, y en donde nos han acogido esta la hermana  Eudes que es la madre social de esa cas, la casa Santa Mónica, la primera de todas las del Lar, donde están las adolescentes, que nos han preparado con esmero, regalos y cariño, la habitación.
Después entre Frei Alberto, Luiza y la hermana  Lane  que es la coordinadora, nos van abriendo las puertas de todas las casas, y nos explican que hacen en cada una. La casa Nuestra Señora de la Consolación es donde están las niñas pequeñas, de 7 a 12 años, la casa hermana Cleusa, es la de las niñas medianas, entre ambas casas esta el oratorio que se ha construido al mismo tiempo que la última de las casas, enfrente de estas esta la primera de las casa, la casa Santa Mónica, donde están las adolescentes, de 14 a 17 años. Un poco más arriba, están las instalaciones de la cocina, la casa de santa Magdalena de Nagasaki, (la republica), que era la antigua oficina y casa de voluntarias, y en donde se alojan las jóvenes que ya han cumplido los 18 años y que por la legislación brasileña tendrían que haber dejado el Lar. Esta casa está también preparada para acoger a las voluntarias. Entre las nuevas oficinas y la “republica”, esta la casa Santa Rita residencia de las hermanas Agustinas Recoletas, donde ahora hay alojadas tres hermanas, la hermana  Sildete que es la superiora, la hermana Lane que es la coordinadora del Lar y la hermana Magdalena.  Las oficinas están perfectamente preparadas para su misión, con dos despachos de consulta para las sicólogas, dos aéreas de trabajo una para el área social y otra para el área administrativa, un despacho para el director, y una gran sala de reuniones y multiuso.
Conociendo a las niñas y a las personas que viven y trabajan en el Lar, pronto hemos ido descubriendo los sabores del Lar, dulce, salado, y hasta amargo, y hasta los pequeños milagros que suceden casi sin darse nadie cuenta, como la “casualidad” de que la casa Hermana Cleusa se inaugurara “oficialmente” el día 28 de abril por el superintendente de Fortaleza ya que por su agenda  no pudo venir antes, aunque la casa está funcionando desde diciembre. La “casualidad” hizo que la fecha de la inauguración oficial coincidirá con el día en que hace años asesinaron por defender los derechos de los nativos en el Amazonas a la hermana Cleusa a la que se ha dedicado esta casa.
 La primer y última sorpresa es lo, rápido que llega la noche y lo temprano y también rápido que se hace de día por la proximidad al ecuador.

Domingo 7 de Mayo
Primer desayuno con las meninas. Alegría, compartir y buen apetito, hay que ver como comen estas niñas, agradecen todo lo que se les ofrece.
El domingo como el sábado son días especiales para la vida del Lar, la rutina diaria se rompe y los juegos dan paso a alegría y el esparcimiento de las niñas. Ya han empezado a perder la timidez y se acercan curiosa y cariñosas a preguntar y a intentar comunicarse con nosotros, nuestros nombres les van siendo poco a poco conocidos y familiares, cosa que a nosotros nos cuesta mucho más trabajo, pues la pronunciación y el desconocimiento de muchos de sus nombres nos crean problemas, pero ya vamos conociendo a Beatriz, Victoria, Lucia, .....
A media mañana cayo un chaparrón, que se hizo intermitente durante casi un hora, lo que hizo que fuera celebrado por todos los de aquí, lo único es que una de las conexiones de las bombas que suministran agua se soltara, y la hermana Lane, que por falta de confianza, se puso manos a la obra ella sola hasta que soluciono el problema.
A las 10:45 salimos del Lar para ir a La igreja de Ceu, ( la Iglesia del Cielo), donde a las 11:00 comenzaría la misa, misa que dura normalmente una hora y media, incluida la presentación a los fieles de los que llegan por primera vez, a los niños que celebran su cumpleaños, o los que por algún motivo especial están en esa eucaristía, y allí nos presentaron a nosotros.
La comida compartida con las niñas de la casa, la hermana Eudes, madre social, y con frei Alberto que ha venido a estar con nosotros hasta la tarde.
Después de la comida, somos testigos del encuentro de las niñas con sus familias que vienen a visitarlas. Son pocas, pero un gran encuentro para todas las niñas, en especial a las que reciben a sus madres y hermanos. Luiza nos presenta a varias de las madres, que nos agradecen que estemos aquí para ayudar a sus niñas a conseguir una vida mejor que la que ellas han tenido, y algunas siguen teniendo.
Por la tarde mientras dura la vista familiar, frei Alberto nos enseña la biblioteca, las aulas de apoyo y la zona de eventos que aquí llaman el "palenque", donde hay una cocina totalmente equipada, material de sonido y luces, mesas, sillas y todo lo necesario para la organización de eventos y fiestas que sirven para la financiación del Lar.
Después de la visita las hermanas nos invitan a tomar café y un bizcocho de harina de maíz que estaba delicioso, que había preparado la hermana Sildete.
Para terminar la tarde noche, nos vinieron a visitar los amigos de frei Pedro de Encuentro Matrimonial que hace dos años estuvieron con él en España, y que acompañamos en alguna de sus visitas por España, y que como no, nos regalaron su cariño y se ofrecieron a acompañarnos aquí en Fortaleza.
Esta noche las niñas se van a la cama más pronto pues mañana a las 5:00 llega la hora de levantarse.

Lunes 8 de Mayo
El despertador a las 5:00, no es mala hora porque en España son las 10:00.
Empieza a amanecer, y en pocos minutos ya hay perfecta claridad, estamos a unos 200 km. del ecuador, y el sol sube y baja muy deprisa.
Desayuno con las niñas, después han de dejar  sus tareas en la casa terminadas, tiene un cuadrante semanal con las tareas de cada una, para a las siete empezar las clases de apoyo hasta las once, en las aulas de apoyo.
A las nueve tiene un descanso para comer alguna fruta o tentempié.
A las 11:30, es la comida de las niñas, que a las 12:00 tiene que estar en la escuela pública o en la privada, donde 14 niñas de las 29 que están en las casas, han sido becadas por un grupo de empresarios de Fortaleza.
Nosotros la mañana la hemos dedicado este día a conocer a las personas que trabajan en las oficinas, a empezar a planificar nuestra colaboración, y a visitar acompañados de frei Alberto, a la cónsul española en Fortaleza, que nos recibió con gran cariño e interesándose por nuestro trabajo desde España, y del que vamos a realizar en el Lar. La agradecimos de todo corazón la ayuda que nos ha prestado en la compulsación de las facturas y demás documentos oficiales que se han presentado para la justificación de los convenios de ayuda firmados con el Ayuntamiento de Getafe en 2013 y 2015. La cónsul, gran enamorada de España y nuestras costumbres, se comprometió a emitir un informe a la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, apoyando y recomendando que se nos reconozca como ONGd, que hace un tiempo nos fue denegado.
 Por la tarde primera visita a una de las familias de las niñas acogidas, en este caso era una tía de una niña. Acompañamos a Lucelio, Luiza y Claudia a uno de los barrios suburbiales, que sin ser de favelas, recordaba los barrios de los suburbios de Madrid de los años 50 y 60, casas de construcción precaria, sin los servicios más elementales, calles apenas urbanizadas, y la imagen de la pobreza más severa reflejada en las caras de sus habitantes.


1 comentario:

lane Santos dijo...

Que riquissima esta narração da experiencia que estão vivendo conosco! essa historia narrada e vivida, nos faz perceber o quando Deus é generoso para conosco. Agradecemos a Ele pelas oportunidades que nos dá de conhecer e viver com pessoas que sabem doar tempo e dons pela vida do outro. Parabéns, Manolo e Rose!Sentimos uma alegria imensa por estarem no LSM.
um abraço fraterno
Lane - MAR