jueves, 8 de junio de 2017

MANOLO Y ROSI: DOS VOLUNTARIOS EN FORTALEZA – y 8

Martes 30 de mayo
San Fernando. Amanece un día soleado y sin indicios de que vaya a llover como ayer lunes, por lo que André y yo nos decidimos a acometer la reparación del tejado trasparente de la capilla de la casa santa Mónica, y a colocar el canalón para evitar que el agua caiga sobre la fachada del baño social de esa casa. La casa santa Mónica, es la más antigua de las que se han construido en el Lar, se termino en 2009.
Preparamos los materiales, escalera y herramientas, y manos a la obra. La retirada de la plancha trasparente que estaba agujereada por el paso del tiempo, fue relativamente sencilla, lo que fue complicado fue colocar la nueva plancha, porque no se podía pisar en esas planchas tan frágiles, pero al final con paciencia y habilidad cirquense, la plancha quedo colocada y fijada.
El canalón fue bastante mas fácil de colocar, porque el acceso era más sencillo, y se podía llegar desde la terraza del baño social, así que a la hora del almuerzo todo terminado.
Para mí la tarde fue para acompañar a los electricistas que siguen realizando los trabajos de mejora de las instalaciones de las bombas, y André partió con la "combi" a buscar la donación de frutas que cada 15 días dona un almacén de la zona, y que sirve para reponer la despensa de la cocina, que ya estaba en las ultimas.
Como siempre, la "combi" vuelve hasta los topes, y la despensa y la cámara frigorífica saltan de contentas, bueno los que se dedican a rellenarlas.
No sé si os he dicho anteriormente que prácticamente todos los alimentos y materiales de limpieza que se necesitan en el Lar provienen de donaciones, unas fijas y periódicas, y otras espontaneas. Mi curiosidad hizo que preguntara para cuanto tiempo hay comida en la despensa de la cocina, y me dijeron que con lo que hay actualmente es suficiente para tres meses, lo que hace que tengan un control muy riguroso de la rotación de los alimentos y materiales perecederos para que nada pueda caducar.
Al día siguiente se recibió un gran lote de botes de leche para niños y bebes, que pasaran en su mayoría al seminario para ser repartido entre las gentes de la parroquia del seminario, y en alguna de las entidades del CEU que se ocupan de niños pequeños, porque en el Lar no es tan necesario.
Hoy Rosi ya está otra vez supliendo a Eudes, la madre social de nuestra casa, y se ocupa de la comida, las meriendas, la cena y de llevar a las niñas al cole. Por la tarde también prepara a las jóvenes de nuestra casa que van a las clases nocturnas, que regresan sobre las diez de la noche.
Por la tarde frei Alberto recibe la visita de Manolo y Cristina, unos amigos cántabros que viven en Fortaleza desde hace unos años, aunque pasan muchas temporadas también en Santander.
Manolo y Cristina que conocen perfectamente el Lar ya que colaboran activamente en los eventos que se realizan en el "recanto", están muy interesados en conocer como trabajamos en España para ayudar al Lar y a frei Alberto, y en una conversación muy amena, degustando una tortilla de chorizo y otra de patata que ha preparado Manolo y unas crocretas de las que había preparado Rosi y que tenia congeladas, le contamos lo que hacemos en España y porque estamos ahora en Fortaleza. Manolo y Cristina, nos prometen que cuando vuelvan a España harán gestiones para ayudarnos, así como para hacerse socios y animar a sus amigos a que se hagan también socios.
Miércoles 31 de mayo
Otro nuevo día y se va acercando la partida para España, casi ha pasado un mes y parece que fue ayer cuando llegamos al Lar, bueno no, porque ya conocemos y queremos a todas las niñas.
Como cualquier día de diario a las cinco hay que levantarse y empezar a preparar el desayuno para los once que estamos en la casa, por lo que hay que echar una mano, bueno las dos. Las niñas que tiene tareas, se ponen también en marcha, y las demás remolonean un poco en la cama. Para que se vayan espabilando les ponemos con el teléfono móvil todos los días que estamos de suplencia un poco de música española, hoy tocan canciones de García Lorca cantadas por Ana Belén.
Mañana tranquila para los dos, a las once y cuarto hay que ir a la cocina a recoger la comida y cena del día, así como si en la lista de la mañana se ha pedido algún alimento o material para la casa.
Por la tarde después de llevar a las niñas al cole, Luiza y Lucelio nos proponen que les acompañemos con una de las niñas a visitar a su abuela, porque la niña cada cierto tiempo necesita ver a su abuela y la abuela a ella.
Esta visita fue para nosotros dos una de las experiencias más duras de toda nuestra estancia en el Lar, porque la familia de la niña vive en uno de los barrios las humildes y pobres de Fortaleza, que cuando llegamos nos dejo muy impresionados por la miseria en la que viven estas pobres gentes. La abuela es el pilar y el sostén de la familia de la niña, con ella viven la madre de la niña, el actual compañero, dos hermanos de la niña y un tío. Ni que decir que ninguno tiene trabajo, y malviven con lo que consigue la abuela. La madre de la niña estaba en el hospital, pues entre otras muchas cosas, es asmática y había tenido una crisis.
Nos emociono el cariñoso abrazo que se dieron la abuela y la niña, así como que a pesar de su gran pobreza, la abuela nos invitara a conocer su casa. La visita nos encogió el corazón, nos dio dolor de estomago y solo pudimos apretar los dientes.
Muy a escondidas le dimos un pequeño donativo a la abuela, que le dijo a Luiza que lo emplearía en comprar comida, pues no tenían NADA para comer desde el día anterior.
Volvimos al Lar con fuertes sentimientos de desconsuelo, amargura, de horror por la experiencia que habíamos vivido, aunque también nos confortaba el haber disfrutado de la alegría y amor que se trasmitieron la abuela y la niña en los pocos minutos que estuvieron juntas.
Luiza y Lucelio nos explicaron que estas condiciones de vida son bastante corrientes, sobre todo en la favelas y estos barrios, que contrastan con los grandes y modernos edificios donde habitan las gentes más acomodadas. Nos dijeron que esta es otra dimensión.
La noche fue un tanto particular, pues la tranquilidad habitual del Lar se rompió cuando llegaron las niñas de las clases nocturnas, pues llegaron muy excitadas y alarmadas porque un hombre las había asustado por el camino de vuelta, lo que hizo que rápidamente se pusiera todo el mundo a ver si andaba por el Lar y a avisar a los servicios de vigilancia del condominio y a la policía. Finalmente no se encontró a nadie, pero las niñas y nosotros dormimos muy preocupados.
Jueves 1 de Junio
A las siete de la mañana llego la hermana Eudes, la madre social de la casa, y con la entrega de las llaves, medicinas y agendas de la casa, termino el último periodo de suplencia que teníamos comprometido con frei Alberto.
Día tranquilo, que Rosi empleo ayudada por Eudes y alguna niña, para preparar un nuevo lote de crocretas, en esta ocasión salieron más de 400. Una vez terminadas se repartieron para todas las casas, con la recomendación de que las congelaran para utilizarlas en alguna comida o cena de sábado o domingo.
Para André y para mí en la mañana no faltaron problemillas que arreglar, nos ocupamos de fijar algunos paneles de las duchas de la ultima casa, que se habían quedado un poco sueltos, y de sustituir un ventilador que se había quemado.
Por las tarde André se ocupo de llevar a Luiza, una madre social y a un grupo de niñas al dentista. Salieron a las dos de la tarde, y no regresaron hasta las ocho de la noche.
Periódicamente las niñas son atediadas en una clínica dentista que colabora con el Lar, frei Alberto busca y encuentra por todas partes, y estos dentistas, de vez en cuando cierran su clínica al público para dedicarse a la atención de las niñas.
La noche llega pronto, y las niñas de las clases nocturnas, después del susto de ayer, llegan rápidamente y todas juntas, la experiencia les hace ser mucho más responsables. En cuanto a la persona que la noche anterior merodeaba por las cercanías del Lar, está siendo buscada por la policía y la vigilancia del CEU, pero la gran extensión del condominio y la cantidad de zonas boscosas y de matorrales hacen difícil su localización. Estas situaciones no son frecuentes, pero alguna vez se han producido, aunque nunca ha habido ningún problema serio.
Viernes 2 de junio

Hoy al ir a las oficinas para tener conexión de internet a través de la wifi, encuentro a los monitos muy revolucionados, correteando por el aparcamiento, y subiendo se a los arboles próximos, la razón es que como este es nuestro ultimo día completo en el Lar, y como no podía ser menos, a las nueve en el descanso de las clases en el centro cultural, han preparado una mesa con merienda y bebidas para todos, presidida por una gran foto de las que nos hicieron el día de nuestro aniversario con todas las niñas.
Nos han preparado una despedida en la que participan todos los miembros de la comunidad del Lar, las niñas, sus educadoras, las madres sociales, los empleados, y algún voluntario que ha venido esta mañana, como Mónica que es la animadora de danza de las niñas. Otro atracón de emociones, alguna niña nos entrego un regalo personal. Vanesa nos hizo un bonito cuaderno de dibujos, y Renara nos escribió una bonita carta que nos leyó después de que todas las niñas nos cantaran una canción, "Aos olhos do Pai" (A los ojos del Padre), que habían estado ensayando días anteriores. Además no faltaron los regalos de despedida, a Rosi le regalaron una muñeca de trapo para guardar las bolsas de plástico en la cocina, y a mí la fotografía enmarcada del grupo que nos hicieron el día de nuestro aniversario. Los dos nos emocionamos por estas muestras de cariño y amor que estamos seguros que no merecemos. Al final como Rosi tenía preparados unos chupa-chup que compro ayer cuando vino a buscarla Vania, los fue entregando a todas las niñas y a los asistentes, que como no lo agradecieron con abrazos y besos.
El resto del día fue para preparar las maletas y por la tarde dar una vuelta por el condominio para conocer el resto de los proyectos allí instalados. En total hay 21 entidades trabajando con drogodependientes, alcohólicos, ex presidiarios, con huérfanos, menores, y varias comunidades cristianas, hay hasta una asociación que trabaja con jóvenes que tiene un museo de maquetas en el que se pueden ver los edificios mas históricos y representativos de Fortaleza. También tuvimos ocasión de ver el lago y la foresta que rodea al Lar. Recorrimos la parte baja del terreno del Lar, donde estaba la piscifactoría, que como creemos que sabéis se dejo de explotar porque los peces se "marchaban" del estanque sin que se "supiera cómo", bueno se sospecha que servían para alimentar a alguna otra familia. Los dos estanques están reconvertidos en cisternas para almacenar agua del lago que previamente se ha filtrado y depurado, aunque este agua solo se emplea para el riego de los árboles y los setos de flores que hay en el Lar.
Hablando de los árboles y flores del Lar, no podemos terminar nuestro relato del Lar sin contaros que hay bastantes árboles frutales, limoneros, granados, mangos, acerolos, y otros que son autóctonos de Brasil, y los caminos están bordeados por setos de bonitas flores. Pero también hay fauna que a veces aprovecha la acción del hombre, como los pájaros que en cuanto se descuidan se dan un buen banquete de mangos. También hay un residente al que me costó bastante poder hacer un video, un pequeño colibrí o "bella flor" como aquí se llama. Muchos días lo veía, pero es tan esquivo y rápido que no había forma de poder hacerle una foto, al final casi el día de partir conseguí algunas tomas en video, que os adjunto con este ultimo relato. Bueno pues no todo son habitantes salvajes pacíficos, el miércoles pasado, matamos una pequeña tarántula que andaba por la acera de la casa santa Mónica, y que si no se las molesta no son peligrosas, pero como se dice por España, "mejor prevenir que curar".
De toda la flora que hay en el Lar la que más le gusta a frei Alberto es la moringa, que es un árbol del que se aprovecha casi todo, él y también nosotros, en la comida echábamos un buen puñado de hojas como si fuera perejil o acederas. Por cierto a las que también les debe de gustar mucho es a las hormigas, porque se llevaban las hojas en larga procesión a su gran hormiguero. Si tenéis curiosidad consultar las propiedades de este árbol en internet
Sábado 3 de junio.
Llego el día de partir. Como todos los sábados la hora de despertarse fue un poco más tarde, a las seis, y disfrutamos del desayuno con todas "nuestras" niñas y con Eudes que otra vez nos emociono con las palabras de gratitud que nos dijo, y que hizo que a Rosi se le saltaran las lagrimas, y a mí me hizo sentirme desconsolado, porque nos llevamos de aquí mucho más que lo que hemos podido aportar, como dice el evangelio, nos llevamos el ciento por uno. Eudes en nombre de las niñas nos dio otro regalo para que les recordáramos en nuestra casa, un juego de mesa para que lo utilicemos con nuestra familia y amigos.
Después empezaron las despedidas casa por casa, la casa de Nuestra Señora de la Consolación donde están las pequeñitas, que se abrazaban a Rosi y no querían que se fuera, la casa Hermana Cleusa de las preadolescentes, que igualmente nos abrazaron cariñosamente. También las hermanas Agustinas Recoletas, Lane, Magdalena y Sildete nos dieron una bonita imagen con una carta de despedida. Luiza y las dos jóvenes de la "republica", no se quedaron atrás en sus muestras de cariño.
Y por fin llegan las nueve de la mañana, hora en la que tenemos que partir para el aeropuerto, recogida de maletas y última sorpresa, Lucia y Bianca, niñas de nuestra casa nos entregan un sobre realizado por cada una de ellas con una carta para que la abramos cuando ya estemos en el avión. Solo pudimos resistirnos hasta llegar al aeropuerto, donde pedimos a frei Alberto que nos leyera sus cartas, en las que nos expresaban su cariño y nos daban las gracias por haber estado con ellas.
Frei Alberto nos lleva hasta el aeropuerto y embarcamos sin problemas rumbo a Salvador de Bahía donde teníamos que hacer una escala de 8 horas.
Al llegar a Salvador de Bahía nos estaban esperando Antonio y Heloisien, una pareja de Encuentro Matrimonial amigos de Vania y Luciano, que habían quedado con ellos en que nos recibirían. En principio pensábamos que nos iban a compaña a visitar la ciudad vieja de Salvador de Bahía, que está declarada patrimonio de la humanidad, pero cuando hablaron con sus amigos de Fortaleza, ellos entendieron que lo que queríamos era descansar, así que nos llevaron a su casa para que comiéramos y descansáramos. Pasamos unas horas muy agradables 
 con ellos y su familia y amigos que habían quedado también para comer churrasco y ver la final de la copa de futbol entre el Madrid y la Juventus, así que la visita a Salvador de Bahía se quedo pendiente.

A última hora de la tarde nos llevaron al aeropuerto, pues a las 21:45 hora local partíamos para España.
Embarcamos sin problemas y por la fila prioritaria, ya que muy amablemente nos preguntaron nuestra edad, y al estar entre los mayores de 65 años, pertenecemos al grupo de los "idosos" (ancianos en Brasil), y este grupo, como los niños y sus familiares, los que tienen dificultades de movilidad, embarazadas, etc., tiene la ventaja de no tener que guardar turno como los demás colectivos.
El viaje de vuelta fue muy cansado, sobre todo porque el avión iba completo, y nuestros asientos en la fila central y en el centro no nos permitieron prácticamente movernos en toda la noche.
Llegada a Barajas puntualmente, y recogida rápida y sin problemas de las maletas. Alegría de ver a nuestra hija Ana Rosa y a nuestros nietos Víctor y Leo esperándonos y también a Maribel, la hermana de Rosi.
Y bueno queremos escribir como final unos puntos suspensivos, porque como nos decía Carmen desde Arnedo, esto engancha y crea adicción ...

video
video video

viernes, 2 de junio de 2017

MANOLO Y ROSI: DOS VOLUNTARIOS EN FORTALEZA – 7

Sábado 27 de mayo
Comienza la última de las semanas que vamos a pasar en el Lar, pues el próximo sábado 3 de junio volvemos para España.
Hoy es el día esperado por todas las niñas, es el día del cine solidario, que frei Alberto quiere organizar una vez al mes. Los objetivos son varios, unos internos, como es que las niñas que han tenido un buen comportamiento tengan una recompensa,  otros externos, como la promoción e información a nivel local del proyecto del Lar, haciendo una amplia promoción a nivel de colegios y colaboradores, y por supuesto un objetivo de financiación, ya que el 50 % del valor de las entradas es para financiar el Lar.
A las nueve de la mañana vino el microbús a buscar a las niñas y a los que las íbamos a acompañar, la hermana Lane, y nosotros dos. El recorrido hasta el centro comercial que aquí llama shopping centers, fue sin problemas, pero, como no, nos crecieron los enanos, el centro comercial se llama “Rio Mar”, pero en Fortaleza hay dos, y nos fuimos al equivocado. Después de hablar por teléfono con frei Alberto, partimos rápidamente al otro centro comercial, que está en el otro lado de la ciudad. Afortunadamente los sábados el tráfico es un poco más fluido, y llegamos al sitio correcto a las 11:10, unos 20minutos después de comenzar la película, aunque eso no importaba, lo importante es que ya estábamos allí y que las niñas y nosotros disfrutábamos de la Coca-Cola y las palomitas incluidas con la entrada.
El cine es muy moderno, y a nuestro parecer más cómodo que los que conocemos en España, pues el espacio entre filas permite el paso sin que nadie se tenga que levantar de su butaca para que pase alguien. El resultado de la promoción es según la opinión de frei Alberto bastante bueno, ya que se vendieron más de 250 butacas.
La vuelta se hace parando en todos los escaparates y espejos del centro comercial, pero por fin a las dos de la tarde estamos de vuelta en el Lar para comer.
La tarde promete ser divertida, pues un grupo de voluntarios va a preparar la celebración mensual de los parabens, de los cumpleaños, que cada mes se celebran en un solo día para todos los que han cumplido en el mes, este mes le toca a Lucelio, el asistente social, a la hermana Siluete, y a tres de las niñas. El evento es excepcional, pues la fiesta la organiza una voluntaria que tiene una empresa de eventos, y no falta la animación musical en directo, una atracción con una cama elástica, en la que hacen cola todas las pequeñas, y hay hasta un puesto en el que se hace rico algodón de azúcar, además se prepara una mesa con las tartas y chuches y se organizan las mesas para degustar todo lo preparado.
Se cantan las traiciónales cancines de cumpleaños, y a continuación se degustan los canapés,  pasteles y “refrigerantes” que han traído los voluntarios, lo que hace que después casi ninguna niña vaya a cenar.
Frei Alberto, cuando se retira para su casa en el seminario de la Barra de Ceará, recoge una cachorra de pastor belga que les han regalado, y que esta mañana ha traído un hombre, que al hablar con él, nos contaba muy emocionado que se identificaba totalmente con el Lar y con las niñas, pues el mismo en su juventud paso por un albergue para desintoxicarse de la adicción a las drogas.
Termina el día como todos los sábados un poco más tarde de lo habitual, sobre las diez de la noche.
Domingo 28 de mayo
A las siete de la mañana, después del desayuno, llega la hermana Eudes, y se hace cargo de su servicio de madre social, y nosotros terminamos este nuevo periodo de sustitución.
Hoy hay una reunión de los representantes de los equipos que van a participar en la 7ª Gincana de Amizade, “Gincana de amistad” que se viene desarrollando desde hace seis años, con el objetivo de dar a conocer el Lar a las personas del entorno y conseguir un clima de amistad, cooperación y solidaridad.
La sorpresa de hoy es conocer a la señora Francisca, que fue la primera persona que trabajo en el proyecto del artesanato, y realizo los primeros muñequitos de trapo que empezamos a ofrecer en nuestros mercadillos hace casi nueve años. Al presentarnos, ella se sintió muy alegre, y nos agradeció que con nuestro trabajo en España, ella, ya jubilada, y otras mujeres del entorno de la Barra de Ceará, pudieran salir a delante y conseguir un trabajo que les ha ayudado a sobrevivir. También estaba un grupo de hombres con los que estuvimos preparando la cesta básica en el seminario hacia ya unos cuantos días, y también nos saludaron con gran afectividad.
Como en años anteriores el grupo de Encuentro Matrimonial también participara este año, y sus representantes, Gilberto e Isabel como sabían que estábamos aquí, enseguida nos buscaron y saludaron, pues son buenos amigos de Luciano y Vania. Nos invitaron a que después de comer pasáramos por su casa con Luciano y Vania, que mas tarde vendrían a buscarnos.
En la reunión a la que nos invitaron se trato de la planificación y preparación de la Gincana, y se pidió opinión e ideas a todos los asistentes. Nos pidieron que aunque fuera virtualmente participáramos en esta edición de la Gincana, que durara del 28 de mayo, apertura oficial, hasta el 23 de septiembre con el final de fiesta y cierre de la Gincana.
A las once fuimos a la misa en la iglesia del Ceu como en domingos anteriores, la diferencia es que como había llovido bastante por la noche y cayo un fuerte chaparrón sobre la diez, el camino era en algunos sitios un verdadero riachuelo, y en la iglesia que aun esta sin terminar había alguna gotera.
Sobre las 12:30, nos recogen Luciano y Vania, que nos prometieron hace días que este domingo lo teníamos que pasar con ellos. Fuimos hacia la playa, aunque el día nublado y con algún chaparrón no acompañaba para darse un baño, así que fuimos directamente al puerto pesquero de Mucuripe, que está en el extremo de la playa de Iracema una de las playas más famosas de Fortaleza. En el puerto hay unos comercios donde los pescadores ofrecen sus pescados, y también unas cocinas donde prepararlo in situ, y allí nos quedamos a degustar los camarones, que en España conocemos como langostinos, y un pescado autóctono parecido al mero que prepararon a la plancha. El sitio estaba totalmente lleno de familias, grupos de amigos y de algún que otro turista.
Después de la comida fuimos a casa de Gilberto e Isabel, y degustando un rico café y un fenomenal bizcocho, conversamos de las semejanzas y parecidos del movimiento de Encuentro Matrimonial en Brasil y en España.
Terminamos la tarde invitados a una reunión de Encuentro Matrimonial que tenían Luciano y Vania en una ciudad cercana, en Aquiraz, en la casa del sacerdote que les acompaña en el servicio. La casa estaba en un barrio muy humilde del que es párroco el sacerdote que nos acogió.
Como siempre en las reuniones de Encuentro Matrimonial, hay una rueda de presentaciones, y las cuatro parejas, el sacerdote y una señora viuda se presentan, y nosotros hicimos lo mismo. Había una pareja joven, Rodrigo y Giovana, que nos compartieron que tenían un cariño muy especial por frei Alberto, pues él los caso hacia ocho años.
Con la diferencia del idioma, pudimos constatar que cuando se trabaja la relación de pareja a nivel de sentimientos, es igual en cualquier parte del mundo. Participamos en y de sus compartires, y muy atentamente escucharon los nuestros. Dejamos al grupo compartiendo un pequeño pique, porque nos habíamos comprometido a regresar al Lar antes de las 21:30 para que la hermana Eudes no tuviera que esperarnos mucho, porque como ya sabéis el domingo hay que ir a la cama a las 21:00. Llegamos un poco más pronto, cosa que Eudes nos agradeció mucho, despedimos y agradecimos de todo corazón a Luciano y Vania su dedicación a nosotros durante todo este día Como habíamos comido muy bien y también picado un poco en la reunión, nos fuimos rápidamente a la cama.
Lunes 30 de mayo.
Amanece lloviendo, después de haber estado casi toda la noche lloviendo.
En este día, frei Alberto nos hace un regalo inesperado, nos lleva de excursión a una población cercana, Redención, la primera ciudad de Brasil en la que se abolió la esclavitud, en 1873, tres años antes de la abolición total en Brasil. Allí visitamos una hacienda museo, que se conserva como estaba a finales del siglo XIX, y en la que se podía ver y entender como vivían tanto los hacendados como los esclavos. Es una hacienda en la que se explotaba el cultivo de la caña de azúcar para producir el ron de caña. Actualmente siguen fabricando ron, que envejecen en barricas y venden a los visitantes, aunque el mejor de todos lo exportan a los mercados europeos y de Estados Unidos.

Regresamos un poco después de la hora de la comida, y compartimos mesa con nuestra amiga Luiza, que siempre está pendiente de nosotros, y que es la que poco a poco nos va mostrando las realidades de este proyecto en el que los que trabajan, lo hacen por vocación de amor y servicio, si no sería muy difícil de explicar porque siguen aquí.


















martes, 30 de mayo de 2017

MANOLO Y ROSI: DOS VOLUNTARIOS EN FORTALEZA – 6

Martes 23 de mayo
Esta mañana vuelve a amanecer lloviendo, lo que como ya os hemos dicho a todos nos llena de alegría, porque las cisternas se llenan y los pozos se reponen del agua que día a día se les va sacando.
Rosi se despierta otra vez con su animo a tope, las molestias estomacales han pasado, los remedios brasileños parece que dan su fruto, y ella vuelve a dedicarse de pleno a las tareas que van saliendo y a las que ella solita se va buscando. Hoy va ha hacer crocretas con leche sin lactosa para Luiza, que tiene intolerancia a la lactosa. Su tensión arterial cada vez va mejor, es verdad que los licuados de SuSu, dan buen resultado.
Los trabajos de revisión de bombas continúan, hoy le toca a la que está instalada en la cisterna que recoge el agua del centro social y la biblioteca, y como no, hay sorpresa, el tubo de conexión de esta bomba esta suelto, pero la bomba funciona perfectamente, así que la reparación es sencilla y rápida. Como iréis viendo, el suministro de agua es una de las prioridades materiales del Lar, ya que diariamente han de proporcionar suministro a más de 50 personas, de las que 43 residimos las 24 horas el Lar.
Después de la revisión André y yo nos vamos a comprar a Leroy Merlin los materiales que ayer no encontramos en el almacén que suministra normalmente al Lar.
Sorprende la amplitud del centro comercial, que es bastante más grande que los que conocemos en Madrid, y también que los empleados nos acompañen a buscar todo lo que necesitábamos, lo que hace que en poco tiempo tengamos el carrito listo con los materiales para solucionar una gotera en la capilla de la casa Santa Mónica, y la instalación de un pequeño canalón para evitar que el agua de lluvia caiga sobre las paredes, y algún otro pequeño material para solucionar un problema con las puertas de corredera.
Al volver nos dicen que la muchacha que se incorporo al Lar el miércoles de la semana pasada,  que se escapo el domingo, y fue devuelta por los servicios sociales ayer lunes, ha decidido que no se quiere quedar, y hay que dejarla que vuelva al infierno de la explotación y la droga.
Tarde tranquila, y a última hora, Luiza nos invita a ir a cenar una pizza en compañía de frei Alberto. Dicho y hecho, salimos a un pequeño y humilde restaurante que tiene horno de leña, y en el que nos aseguran que se hacen posiblemente las mejores pizzas de Fortaleza.
Efectivamente, la pizza estaba fenomenal, y las caipiriñas que nos tomamos eran de categoría.
Vuelta al Lar y a descansar hasta el día siguiente.
Miércoles 24 de mayo.
Hoy es el día de nuestro aniversario de boda, 42 años desde que nos dimos el sí.
La primera celebración la recibimos de las niñas de nuestra casa, que en el desayuno nos felicitan y cantan el Parabéns.
A las 6:30 nos invitan las hermanas a la eucaristía que todos los miércoles celebra frei Alberto para ellas en la capilla de su casa, la casa santa Rita. Han preparado todo par que la eucaristía sea una acción de gracias por nuestro matrimonio, lo que especialmente nos emociona. Las hermanas Lane, Magdalena y Sildete, les acompaña las hermanas Laura y Leda que vinieron de Guaraciaba, y están en la casa desde el sábado pasado, pues tiene que realizar algún trámite y visitas médicas en Fortaleza y también está con nosotros Luiza.
Nos piden que hagamos un gesto material como ofrenda, y sin dudarlo, los dos nos quitamos nuestros anillos y los pusimos sobre el altar. En varios momentos nos emocionamos los dos, pero especialmente cuando frei Alberto nos bendijo a nosotros y a nuestros anillos.
Cuando terminamos la eucaristía, nos tienen preparada otra sorpresa, Luiza ha encargado una tarta y vamos a buscarla, así como refrigerantes, que es como aquí llaman a los refrescos.
A las nueve, cuando las niñas hacen el descanso para la merienda de la mañana, las reúnen a todas y a las madres sociales y empleados en el porche de la casa de la “republica”, donde se ha preparado con cariño y esmero la mesa con la tarta y chuches para todos.
La felicitación de todos nos hace sentirnos acogidos y queridos, y como no nos emocionamos con sus muestras de alegría y cariño. Las canciones aunque no las entendamos, nos llenan de alegría a nosotros fecha. y a todos.
El encargado de repartir la gran tarta es frei Alberto, que ya tiene cogido el aire al reparto para que nadie se quede sin nada.
Este día de nuestro aniversario ha sido posiblemente uno de los más felices que hemos vivido Rosi y yo, damos gracias a Dios por habernos traído hasta aquí en esta ocasión.
No faltaron los regalos de las niñas de nuestra casa y de las hermanas agustinas recoletas, que agradecemos de todo corazón.
A las 10 nos vamos con Lucelio que tiene que llevar al médico a Helo, un de las jóvenes de la republica, y que es una de las primeras niñas que llego al Lar allá por el año 2009. Aprovechando el viaje a Fortaleza pasamos a encargar alguna de las artesanías que ofrecemos siempre en los mercadillos de nuestra ONG Ayudafortaleza.
Por la tarde, después de que André termine su tarea de llevar y recoger las niñas con la “combi”, nos dedicamos a reparar uno de los grifos de la instalación de riego, para la cual se utiliza el agua que se recoge del lago, y que no es potable, pero que se utiliza para el riego de los jardines y arboles.
Rosi ha estado recibiendo Whatsap todo el día de nuestra familia y amigos que nos los han enviado para felicitarnos, lo que la hace sentirse muy feliz, porque como dice el refrán, “ a falta de pan, buenas son tortas”, y al no poder hablar por teléfono, pues se dedica a wasapear.
Jueves 25 de mayo
Esta mañana es tranquila, después del ajetreo de ayer con la celebración de nuestros aniversario, Rosi está otra vez a tope, y preparándose para nuestro nuevo turno de sustitución de Eudes, la madre social de nuestra casa que se fue esta mañana a la siete.
Hoy no viene frei Alberto, que como todos los jueves se queda en el seminario de la Barra de Ceará con su comunidad d agustinos recoletos.
A primera hora de la tarde, sin haber terminado de comer, aparecen los electricistas con la bomba reparada del pozo que suministra agua a la torre del agua, y comienzan a instalarla y a probarla, funcionando perfectamente cuando se la prueba. Después de colocarla y al comprobar su funcionamiento en la instalación, surge como no un inconveniente, que al no estar frei Alberto, nos hace dejar la instalación montada, pero pendiente hasta el día siguiente para comprobar su correcto funcionamiento.
Pasa el día de nuestro segundo relevo, que durara hasta el domingo por la mañana sin ningún problema importante, tan solo la anécdota de que por la noche apareció una pequeña tarántula en la acera de nuestra casa.
Viernes 26 de mayo
Este viernes ha sido un día tranquilo, comienza la mañana como cada día de diario con la preparación del desayuno de las niñas, “el café de manhana”, que preparamos entre los dos porque ejercemos nuestro turno de sustitución.
A primera hora, frei Alberto como todos los viernes dedica un rato reunirse con las niñas en las aulas del centro cultural, hoy las ha reunido a todas juntas. Es un especie de asamblea, en la que pregunta a las niñas sobre sus problemas y peticiones, y les habla de los próximos acontecimientos, hoy como ya sabían casi todas, les habla del evento del cine solidario al que irán las que se han portado bien, y de la celebración mensual de cumpleaños, “parabens” que también será mañana sábado.
Día tranquilo de repaso de los pequeños problemas acumulados, hoy ha tocado reparar alguna de las camas de las pequeñas y preadolescentes, y apretar todos los tronillos de esas camas, pues como niñas que son, juegan “brincan” como se dice aquí, pero seguro que lo que hacen es brincar, saltar como decimos en España. También toca repaso de los ventiladores de las habitaciones de las niñas, unos están descolgados, y alguno no  funciona, al final todo arreglado.
Por la tarde como todos los viernes toca misa en la iglesia del CEU, y como siempre presidida por frei Alberto. Es una misa dedicada en especial para las niñas, y frei Alberto derrocha cariño por todas partes, a Rosi y a mí nos recuerda las misas de niños de Getafe que el hacía cada domingo.

Termina un día más y se cumplen tres semanas desde que llegamos al Lar.






miércoles, 24 de mayo de 2017

MANOLO Y ROSI: DOS VOLUNTARIOS EN FORTALEZA – 5

Viernes 19 de mayo
Un nuevo día en el Lar, ya se cumplen dos semanas desde que llegamos. El saco de experiencias parece que no se llena, cada día vivimos una nueva, aunque la rutina es parecida, cada día parece diferente y lo es.
Amanece con un fuerte aguacero que se prolonga intermitentemente hasta las siete de la mañana lo que permite que entre la bomba reparada del pozo, y el agua recogida de los tejados, la cisterna se recupere y llegue casi hasta su nivel máximo. En cada casa se consume aproximadamente 2000 litros diarios para aseo, cocina y lavandería.
Este viernes llego frei Alberto de vuelta de su viaje relámpago a San Paulo, las esperanzas de aprobación siguen intactas, pero la decisión parece que se demorara aun unos meses pues después del intenso examen del proyecto presentado y del funcionamiento del Lar, la decisión la ha de tomar un consejo superior de la fundación a la que se ha presentado.
La mañana trascurre realizando pequeñas reparaciones, que parece que surgen como las setas en otoño, se reparan unas cosas, y salen otras nuevas, verificar que una de las bombas de suministro de agua a la casa Santa Mónica, no funciona correctamente en automático porque la sonda de nivel mínimo está por encima de su nivel de toma de agua, así que vuelta a solicitar la ayuda de los electricistas para subsanar el problema.
Al final del día, después de que frei Alberto diga misa en la iglesia del CEU especialmente para los niños, dejamos nuestras cosas, nos arreglamos y vamos con frei Alberto y Luiza a cenar a casa de unos amigos de Encuentro Matrimonial, Luciano y Vania, que nos reciben con Galbe y Socorriña. Frei Alberto nos dice que estos ratos de relax lo debemos de aprovechar, porque así no nos “aburriremos”. Después  de presentarnos a su familia Luciano y Vania, la cena preparada por Vania en la barbacoa, fue compartida con alegría y apetito por todos, terminando sobre las 23:00 horas, que aquí es bastante tarde.
La vuelta al Lar es rápida, ya que a esas horas apenas si hay tráfico. Frei Alberto nos deja en el Lar y regresa con Luiza al seminario, pues Luiza las mañanas del sábado atiende el bazar que tienen los agustinos en el seminario, donde como ya os hemos contado ofrecen a muy poco costo los excedentes de ropa, calzado, y otras cosas  que se donan para el Lar y que son excedentes, así como otros artículos, como por ejemplo los teléfonos móviles que muchos de vosotros nos disteis, y que trajimos nosotros desde España.
Sábado 20 de mayo
Comienza el fin de semana que tenemos libre, y el madrugón del sábado es más llevadero, la hora de levantarse son las seis de la mañana. Hoy es el día de la catequesis, que a las jóvenes de la casa Santa Mónica imparte la hermana Lane.
Hoy nos vienen a buscar Galbe y Socorriña, nos quieren llevar a conocer el centro de la ciudad. A las doce llegan al Lar donde les estábamos esperando, y vamos con ellos hacia la zona más antigua de Fortaleza.
Después de dar unas cuantas vueltas buscando una mascarilla para Socorriña, nos llevan a comer a un bonito y muy concurrido restaurante cercano a su domicilio, donde después de muchos días podemos comer pescado, pues en el Lar rara vez lo pueden poner porque no suelen donar pescado para la cocina.
Por la tarde visitamos el teatro José de Alencar, un bonito edificio Art novea de principios del siglo XX, se construyo el año de 1910, siendo restaurado en 1975. El teatro está en pleno funcionamiento, y hay representaciones casi todos los días. Durante la visita guiada, tuvimos la suerte de que el guía hablara perfectamente español, y a pesar de que el grupo era totalmente de brasileños, nos conto en español lo más notable de la visita que duro algo más de una hora.

Más tarde visitamos el centro DRAGAO DO MAR de arte y cultura una zona recuperada de los antiguos almacenes del puerto, y que ha sido reconvertida para espacios culturales y de ocio, donde hay museos, auditorios, biblioteca, y espacios para eventos y esparcimiento.

Luego nos acercaron a una de las playas más elegantes y céntricas de Fortaleza, la playa de Irazema, donde en un gran mercadillo pudimos comprar algún recuerdo típico de Fortaleza y alguna camiseta para llevar a nuestros hijos y familia.
La vuelta ya de noche, fue bastante pesada, porque el tráfico hacia el Lar era caótico debido a unas obras que estrechaban la avenida y la multitud de motos que circulaban.
Nos dependimos de Galbe y Socorriña hasta el día siguiente, que querían llevarnos a la playa.
En el Lar nos cuentan las novedades del día, y alguna de las niñas nos enseñan los regalos que hoy les han traído un grupo de voluntarios que colabora con el Lar, y que casi todos los sábados visitan a la niñas para animarlas y jugar con ellas.
Domingo 21 de mayo
Despertar a las siete de la mañana es como un regalo, aunque ya casi estamos acostumbrados a estos horarios.
Aseo y limpieza como todos los días siguiendo el cuadrante preparado para toda la semana. Desayuno tranquilo y con uno de los bollos que ayer trajeron los voluntarios.
La novedad de la mañana es que la niña que trajeron el pasado miércoles se escapo esta mañana, volvió al infierno de la esplotacion y la droga, la buscaron por los alrededores, y al no poderla localizar, el protocolo en estos casos es esperar 24 horas y después avisar a la policía y servicios sociales de la prefectura.
Sobre las 11 nos recogen Galbe y Socorriña, que nos van a llevar a la playa a disfrutar de las cálidas y limpias aguas de las costas de Fortaleza.
El domingo por la mañana el trafico es muy fluido, y nos permite ir viendo parte de la ciudad, y  unos preciosos paisajes en la desembocadura del rio Cocó.
La playa Futuro II que está en la ribera derecha de la desembocadura del rio Cocó, es una playa de arenas finas y blancas a la que suelen ir la gente de Fortaleza, y a la que los turistas no suelen venir. El ambiente es familiar, padres con sus hijos, grupos de amigos, jóvenes y gente mayor a la que acompañan sus hijos.
El chiringuito, que aquí se llaman barracas está construido con materiales naturales, madera y tejado de hojas de palmera, que hace junto con el aire que corre que la temperatura sea bastante agradable.
Sin ninguna pereza, nos metemos en el agua y disfrutamos de un agradable baño, no sin antes habernos protegido generosamente con protector solar, pues aquí el sol es muy intenso.
Galbe se ríe de Rosi, y dice que es como un pato que no quiere salir del agua, y la verdad es que nos costo que saliera de ella.
Como aperitivo, nos comimos unos cangrejos típicos de aquí, y Rosi quiso probar el agua de coco.
Sobre las 13:30, nos fuimos a comer a la ciudad, también en un restaurante con carácter local, en el que según nos dijeron los fines de semana van a comer las gentes de alrededor. La comida típica en este restaurante es la carne a la parrilla, que comimos acompañada de unas ricas patatas fritas y arroz con brócoli.
La vuelta al Lar fue rápida, pues a las 16:30, se iba a celebrar la “coronación de nuestra Señora”.
Cuando llegamos ya estaba todo preparado, y había algunas de las familias de las niñas que todavía no se habían ido de su visita de cada dos domingos, y dos peluqueros voluntarios que estaban arreglando con esmero a varias niñas.
La celebración de la coronación de Ntra. Señora, es una representación a modo de acto sacramental en el que las niñas con unos trajes muy elegantes, y algunas vestidas de ángeles, rememoran la anunciación y la coronación de la Virgen María.
Después de la coronación, un rato de juegos, la cena y hasta las nueve como todos los domingos, unas niñas juegan y otras ven la televisión o escuchan la radio.
A las nueve llega la hora de la retirada a la cama, que las cinco de la mañana llegan rápido.
Lunes 22 de mayo
Comienza nuestra tercera semana en el Lar, y no comienza con muy buen pie, Rosi ha pasado muy mala noche, con dolor de estomago producido por una gastroenteritis, posiblemente causada por alguna comida del domingo, la buena noticia, es que su tensión arterial, ha ido bajando de forma regular, cuando llegamos era de 10 – 15, y gracias, creemos, a una solución local, está tomando regularmente una mezcla de agua con SuSu licuado, su tensión está ahora en 8-13.
Rosi hoy ha pasado casi todo el día en la cama, con gastroenteritis, lo que la ha dejado un poco mustia. Las hermanas, Eudes y Luiza se vuelcan en atenderla y darle remedios para que se le pase el malestar.
André y yo hoy por la mañana nos hemos ido a comprar los materiales necesarios para algunas de las reparaciones y mejoras que tenemos en la lista, y a pesar de ir a un almacén especializado, aun quedaron varias cosas pendientes por no haber en ese almacén.
La tarde tranquila, André realizando alguna de las cosas pendientes en la biblioteca, y yo buscando en internet donde poder encontrar los materiales que faltan, dando por fin con el sitio, que curiosamente es muy conocido para los que vivimos en Madrid, en un centro comercial de Leroy Merlín.

 
Al llegar la noche, Rosi ya se va encontrando mejor, aunque aun se encuentra un poco floja.