martes, 20 de abril de 2010

Cinco niñas del Lar Santa Mónica reciben el Bautismo










Cinco de las chiquillas acogidas en el Hogar Santa Mónica recibieron el sacramento del Bautismo en el Domingo de Pascua. Para ellas fue un momento muy emocionante ya que fue libre y conscientemente que cada una de ellas pidió recibir el bautismo en la Iglesia Católica. Familia, educadores y comunidad religiosa y eclesial arroparon durante todo el día a las niñas.



De las cinco niñas bautizadas, las más pequeñitas tienen 7 años y la mayor 13, y todas ellas están dentro del proceso de catequesis de la Primera Eucaristía en la parroquia San Francisco del barrio. La ceremonia aconteció en la capilla san Sebastián, junto al seminario San Agustín, en la Barra do Ceará. La niñas del Lar Santa Mónica se juntaron a la celebración de la comunidad y en total fueron 15 niños/as bautizados. De esta manera estamos en consonancia con nuestro ideal de que la comunidad local se interese y abra espacios para las niña acogidas en el Lar Santa Mónica. De hecho, los padrinos y madrinas fueron excogidos de entre las personas afines al Hogar Santa Mónica y también de la comunidad eclesial de la Barra do Ceará. La familia de las niñas también las acompañó en un momento tan importante para ellas.

La celebración fue presidida por fray Alberto y fray Pedro. Después de la ceremonia religiosa familia y amigos tuvieron el pastel de rigor que compartieron junto con la pastoral de bautismo de la capilla. La fiesta continuó en el Seminario San Agustín, que abrió sus puertas para la comida en la que participaron todas las niñas y padrinos, la pastoral de bautismo, y algunos de los jóvenes que son acompañados por los proyectos sociales de la comunidad.
La comida apetitosa y bien animada, tuvo su momento final en la piscina de Janaina, esposa de Lucelio, educador del Lar Santa Mónica.
En torno a las 18:00h las niñas regresaron al Lar Santa Mónica y allí les estaba esperando otra agradable sorpresa: el equipo de educadoras, capitaneadas por la infatigable Nazaret, religiosa josefina responsable del Hogar Sacerdotal en el CEU, habían preparado una fiesta sorpresa para conmemorar la Pascua del Señor. Se explicó el sentido de los dulces, de los colores, de los huevos de pascua, de los regalos... rezamos juntos agradeciendo la nueva vida en Cristo y tuvimos un momento de recreación marcado por la alegría, los dulces y el colorido de la Pascua.
A todos los educadores y voluntarios del Lar Santa Mónica lo que más nos llena de satisfacción es contemplar en los rostros de todas estas niñas la alegría de sentirse amadas y de saber que destrás de todos los cuidados que reciben está Dios. Todas ellas responden sin titubear cuando se les pregunta ¿quién nos da todo lo que tenemos? ¿quién cuida de nosotros? ¿quién se preocupa de que seamos felices cada día? "nuestro papá del cielo", responden.


De los 5 padrinos de las niñas, uno es educador del Lar Santa Mónica, otros dos son funcionarios de las institución Recoleta ABARF y otros dos pertenecen a la comunidad eclesial de la Barra do Ceará

2 comentarios:

holguin dijo...

Me alegro muchísimo, en serio, seguro que esas niñas no olvidan nunca lo que estáis haciendo por ellas.

Un beso muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy grande desde getafe.

Cuando leo estas cosas, os echo un poco menos de menos =)

Luiza dijo...

Doy gracias a Dios por haber participado en un momento importante para las chicas de Hogar Santa Mónica. Madrina es estar en el papel de madre y ayudar en el crecimiento humano y espiritual de la niña, por lo que es bueno ser parte de esta hermosa historia de amor.
Gracias a todos los que forman parte de nuestra historia
Abrazos desde de Brasil....