jueves, 21 de mayo de 2009

Cenicientas, lobos y príncipes encantados



Este sábado se proyecta en Fortaleza la película "Cinderelas, lobos e príncipes encantados". Uno de los momentos más fuertes de la película presenta el momento en que una niña de 13 años vende su cuerpo en las calles de Fortaleza, al lado de la madre, pobre, que demuestra saber de todo y ser connivente.


Temas polémicos, como turismo sexual, racismo y pedofilia, son el centro del documental "Cenicientas, lobos y un príncipe encantado", que compite en la Première Brasil del Festival de Río de Janeiro, dirigido por Joel Zito Araújo. Viajando por Brasil y también por Europa, Italia y Alemania, el director recoje el sueño de varias mujeres brasileñas de encontrar un marido europeo. Muchas de ellas emigran, se hacen bailarinas en shows de samba... Sin estudio ni formación profesional, algunas se transforman en prostitutas y raramente realizan el sueño. Sin embargo, en la película también hay finales felices.

"Cenicientas, Lobos y un Príncipe Encantado", aborda también la polémica del turismo sexual y del prejuicio racial. "Mi película es sobre mujeres pobres, tres cuartas partes de las cuales son afrodescendentes".

Causa impacto la entrevista a la senadora cearense Patrícia Saboya, una de las parlamentarias más activas en el combate de la explotación sexual infantil. Criticando la falta de medidas decisivas para erradicação del problema, la senadora clasificó Brasil como "país perverso" y llegó a interrumpir su explicación debido a la emoción, que la llevó a la lágrimas en su testimonio.

Los momentos más alegres de la película son, en la parte final, cuando el director entrevista parejas de brasileñas casadas con alemanes, y muestra el choque cultural de manera inesperada y, a veces, divertida.


video

No hay comentarios: