martes, 30 de diciembre de 2008

Feliz Año 2009


Todos los que formamos parte de esta familia de los Agustinos Recoletos de Fortaleza os deseamos un Feliz Año 2009. Llevamos en el corazón a todos los que durante este año habéis hecho posible el milagro del Amor. Esperamos que este próximo año consigamos traer a nuestros hermanos/as más pobres, más amor y una vida más digna. Muito obrigado!


martes, 23 de diciembre de 2008

FELIZ NAVIDAD

La Asociación Benéfica de Agustinos Recoletos de Fortaleza - Hogar Santa Mónica desea a todos nuestros amigos una Feliz Navidad, con el deseo de que el próximo año nos traiga fuerzas renovadas para ser discípulos y misioneros del Amor de Dios entre nuestros hermanos más pobres.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Una casa digna para una vida digna

Ana Claudia y su familia pasarán una Navidad más feliz gracias a muchos de vosotros que colaboráis para que la miseria sea más llevadera.

No lo parece, pero Ana Claudia tiene 27 años. Hace años que vive con su compañero -Antonio- y con él ha tenido 5 hijos. La hija mayor estaba gravemente enferma y murió el año pasado, con unos 7 años. Los otros cuatro son: Ana cristina (4 años), Juan Victor (3 años), Juan Pablo (2 años) y "el pequeñajo" (1 año). Los seis viven en la duna de arena, en una barraca de no más de 4 m2, construida de cartón y tablas y rodeados de basura y suciedad.
De los cuatro pequeños, dos van a la guardería y los otros dos se quedan com la madre en la barraca o la acompañan a recoger reciclaje para verder. Antonio y Ana Claudia recogen papel y plastico por las calles, pero esto no da para mantenerse.
La familia es tan pobre que viene a comer todos los días al Centro de Pastoral.

La situación se agrava a causa de la favela en la que moran. A consecuencia de la suciedad y falta de higiene son muchas las veces que hemos tenido que llevar a los niños al hospital o comprado las medicinas que el puesto de salud receta para ellos. Principalmente para combatir la micosis en la piel, los parásitos intestinales, fiebre, desnutrición...
Hace más de 2 años que Ana Claudia pidió una casa
de protección al programa de vivienda del Ayuntamiento,
para salir de la situación insalubre e inhumana de su favela. Pero el Ayuntamiento hasta ahora sólo les da “buenas palabras”. Así que ante el inminente periodo de lluvias, que dificulta mucho más la vida en la barraca, decidimos sacar a la familia de allí y llevarlos para uma casa, humilde pero digna.
El pasado viernes, después de la fiesta de Navidad que tuvimos com los niños que habitualmente reciben la comida em el centro de pastoral, hicimos la mudanza de Ana Claudia. ¡La familia estaba feliz; por fin iban a salir de ese favela que estaba robando la salud de los pequeños!
Ana Claudia no acostumbra a esteriorizar mucho sus sentimientos,
pero la sonrisa no dejó su rostro en todo el tiempo.
La alegría fue total cuando ella misma abrió com la llave la puerta de “su casa”. Todavía es casa alquilada, pero esperamos que en estos próximos meses podamos exigir un alojamiento al servicio social del Ayuntamiento.
Mientras tanto, los cuatro chiquillos podrán jugar y gatear sin miedo a cojer los molestos “piojos de la arena”, la micosis de las feces de los animales, y todo tipo de enfermedades.
¡“Feliz Natal” para Ana Claudia y familia! y gracias a todos los amigos que con sus ayudas hacen posible el milagro de la caridad.

lunes, 15 de diciembre de 2008

CEU: proyecto de unidad al servicio de la vida


El Condominio Espiritual Uirapuru-CEU nació en el año 2000, a partir del sueño de colocar en el corazón de Fortaleza una señal visible de la presencia de Dios.

Ese sueño tuvo su inicio con la donación de la Hacienda Uirapuru por la familia Craveiro de Macedo a la Hacienda de la Esperanza. Hoy este espacio es compartido por 19 entidades con carismas y servicios diferentes que se unen para colaborar en el rescate de la vida. El CEU (significa “cielo” en portugués) quiere ser un pequeño reflejo de la Vida de Dios en la Tierra. El primer proyecto con esa finalidad en todo el mundo.

Las Entidades que componen el CEU realizan actividades espirituales, educativas, culturales, sociales, entre otras, viviendo la Unidad a través de la integración de la diversidad de carismas en pro de personas que buscan recuperar sus vidas. “El CEU ama y acoge en la Unidad, orando y donándose, concretamente, de forma solidaria, con alegría y humildad, a todos los seres humanos en busca de la Vida Plena”.

Hoy el CEU está compuesto por 19 Entidades, pero sólo 10 se encuentran ya establecidas en el CEU dando una atención a las personas que buscan sus servicios, acorde a sus posibilidades actuales:

1. AIS- Ayuda a la Iglesia que Sufre: ayudas internacionales. 2. Asociación El Camino: acompaña presos y sus familias
3. Asociación Nuevos Horizontes: Ayuda a jóvenes víctimas de las drogas, prostitución, alcoholismo, criminalidad y sin techo.
4. Asociación Nuestra Señora Reina de la Paz: atención a niños y mujeres carentes
5. Carmelo Santa Teresita: carmelitas de clausura
6. Focolares: trabajan por la unidad; son los administradores del CEU
7. Casa de Apoyo Sol Naciente: acoge a portadores del HIV, causantes del SIDA.
8. Casa del Menor San Miguel Arcángel: acoge a niños de calle y da cursos a las personas del barrio.
9. Centro de Espiritualidad de las Hermanas de Santa Dorotea: casa de retiros
10. Comunidad Católica Shalom: Renovación Carismática Católica (RCC)
11. Comunidad Reina de la Paz: escuela y asistencia para niños carentes.
12. Hacienda de la Esperanza: recuperación de mujeres dependientes químicas
13. Fundasinum – Fundación de Salud Integral Humanista: atención psicológica
14. Funface: hospital para recuperación de defectos faciales y dentales
15. Hogar Sacerdotal Jesús, María y José: acogida de sacerdotes ancianos y enfermos
16. Monasterio de la Visitación: monjas de clausura benedictinas
17. Obra de María: evangelización a través de cursos, visitas…
18. Agustinos Recoletos - Hogar Santa Mônica: acoge niñas victimas de abuso y explotación sexual o en peligro de padecerla.
19. Toca de Asís femenina: recogen mujeres abandonadas.


video

jueves, 11 de diciembre de 2008

Comienza la construcción del Hogar Santa Mónica

Las obras de construcción de la primera casa de acogida del Hogar Santa Mónica comenzarán enseguida.

El proyecto Hogar Santa Mónica (Lar Santa Mônica) busca reducir la grave situación de riesgo social y familiar en que están inmersas, niñas y adolescentes de 7 a 18 años, principalmente residentes en la Barra de Ceará, víctimas de abuso, explotación y/o turismo sexual. El proyecto atiende también otras situaciones de riesgo emergentes del contexto social, familiar y ambiental en que viven las niñas y adolescentes: pobreza extrema, malos tratos psicológicos y sexuales, padecimiento de enfermedades de transmisión sexual, tráfico y consumo de drogas, embarazos precoces y peligrosos, falta de recursos educativos, sanitarios y ambientales….

Para conseguir este objetivo, además del trabajo en la calle y las visitas a las familias, el proyecto Lar Santa Mônica prevé la construcción de un centro de acogida. Este “Hogar” tendrá capacidad para 100 niñas y adolescentes, que residirán en casas familiares en número no superior de 12 niñas y cuidadas en todo momento por una “madre social”. Además, el Hogar Santa Mónica contará con un centro de Profesionalización y Arte, un centro de atención psico-social y de administración, un quiosco para representaciones y una capilla.

Toda esta estructura va a suponer una fuerte inversión económica. Actualmente no tenemos dinero para comenzar todas estas obras, pero la Provincia de San Nicolás de Tolentino de los agustinos recoletos ya ha encargado una comisión para que capte recursos.

Hasta que el dinero de entidades públicas y privadas llegue, los agustinos recoletos correrán con los gastos de la construcción de la primera casa de moradoras. Esta casa de 347 m2 será el inicio del Lar Santa Mônica, y con el paso del tiempo y la ayuda de Dios y de muchas personas e instituciones, podremos ir haciendo realidad nuestro proyecto de ofrecer una ayuda a esas adolescentes que sueñan con una vida mejor.

Todavía no tenemos concretado el día en que iniciarán las obras de construcción y colocaremos la primera piedra. Os tendremos informados de este momento feliz para los agustinos recoletos y para el Condominio Espiritual Uirapurú.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Señales de esperanza


Muchas menores de edad son exploradas sexualmente en nuestro barrio. A las puertas de los innumerables moteles, las adolescentes se ofrecen descaradamente a todo aquel que pasa cerca de ellas. Es su modo de vida… ¡y ay de ellas si no consiguen clientes!

En esta segunda parte del documento “Proyecto Hogar Santa Mónica” os presentamos algunos datos e imágenes sobre la problemática concreta de este abuso y exploración sexual. Algunas imágenes están tomadas de la película “Angeles del sol”, que trata esta problemática.

Pero no vayamos a pensar que todo son sombras… también hay luces de esperanza… Es el trabajo que realizan muchas personas e instituciones en favor de estas niñas. En el documento podréis ver imágenes de la “marcha contra la exploración sexual”, y de proyectos que ya se están llevando a cabo: centros de formación profesional y de arte, escuelas, proyecto contra el hambre...


Es sumando esfuerzos de particulares e de instituciones como conseguiremos ayudar a muchas de estas adolescentes.


video

sábado, 29 de noviembre de 2008

Fortaleza (parte 1): !Los problemas!






Presentamos un montaje que hemos realizado sobre la situación de pobreza y las dificultades por las que atraviesan las niñas y adolescentes de nuestro barrio.

La Barra do Ceará, el barrio en el que vivimos, se encuentra en la periferia de la ciudad de Fortaleza. Los frailes agustinos recoletos llevamos aquí 7 años, como párrocos de esta área y atendiendo las necesidades de la población más necesitada.
En el siguiente reportaje que os presentamos podreis ver cuáles son los problemas que la población tiene que afrontar: violencia, desempleo, hambre, prostitución, abuso infantil…

Ante tanta necesidad e injusticia no perdemos la esperanza... ¡tenemos un sueño!: construir un centro de acogida, donde las niñas víctimas de abuso sexual o en peligro de sufrilo, puedan recogerse y crecer con paz, alegría, cariño y todo lo necesario para ser personas íntegras. Este sueño está ya en puertas de hacerse realidad, pero todavía necesitamos colocar muchas energías y mucho dinero para poderlo ver realizado.

Hoy os presentamos sólo la parte de las problemáticas. Dejamos para más adelante la parte del proyecto Hogar Santa Mónica.


video

martes, 25 de noviembre de 2008

Las muñecas de la tía Francisca


La tía Francisca es una mujer cariñosa y alegre. Madre soltera, llegó del interior del Estado a Fortaleza hace ya muchos años y se estableció en nuestro barrio de la Barra do Ceará.Aquí trabajó en una gran fábrica de textiles -Guararapi- que todavía hoy tiene empleadas más de 5.000 costureras.
Un mal día sufrió un serio accidente, cortándose con unas tijeras y quedando imposibilitada para trabajar "a ritmo de fábrica". Así que, sin más, fue despedida del trabajo... ¡ni indenización ni nada!
Las calamidades se sucedieron cuando al poco tiempo un coche la atropelló y, debido a su estado avanzado de artrosis, quedó paralizada por mucho tiempo. Durante estos últimos años ha vivido de los cosidos que hace en casa: dobladillos, faldas, alfombrillas, colchas, muñecas... y vendiendo los huevos que producen una docena de gallinas que tiene en la parte de atras de la casa... y vendiendo caramelos y dulces para los chiquillos... ¡todo sirve para salir adelante!

Su hijo Denis vivía con ella y ayudaba también con su trabajo. Claro que, no mucho. Como les sucede a muchos de los jóvenes por aquí, Denis tenía una "compañera" con la que convivía a veces, porque otras temporadas las pasaba en casa de tía Francisca. Así que el escaso salario tenía que repartirse entre la madre, la compañera y sus vicios.
Podéis imaginaros que no sobra el dinero en casa de tía Francisca.
Aún así, la generosidad de la gente humilde no tiene límites. La tía Francisca acoge desde hace años a un sobrino mozo, propenso al alcoholismo y con epilepsia.
Otro ejemplo de su generosidad fue cuando tía Cicera llegó a Fortaleza, sin casa donde quedarse, ella la acogió como una madre, el tiempo que Cícera necesitó para encontrar un trabajo y buscarse una casa de alquiler.
Hace unos meses, la tragedia golpeó nuevamente la vida de tía Francisca. Denis, su único hijo, de 25 años, llevaba días intranquilo... ¿tal vez andaba metido en algún asunto de drogas? No es infrecuente viviendo en el pleno centro del tráfico de drogas del barrio. ¿Serían tal vez problemas con su compañera?...
Tía Francisca me llamó por teléfono llorando: "¡Fray, Denis se ha suicidado, tomó veneno. Venga enseguida!"
Denis dejó uma carta escrita explicando que el motivo eran las deudas que no conseguía pagar más. El sufrimiento fue grande para una madre que ve morir de este modo a su hijo. A pesar de todo, las lágrimas tuvieron que transformarse inmediatamente en coraje porque la Seguridad Social no quería pagar el dinero que por derecho le correspondía a la madre.
Así que tía Francisca comenzó un viacrucis de abogados y oficinas -que todavía hoy dura- para reclamar lo que por derecho le pertenece como heredera de su hijo.
La tía Francisca tiene ahora 62 años. Le faltan todavía 3 años para jubilarse y recibir la pensión mínima. Mientras esta llega, para ganarse la vida, sigue cosiendo en su casa, siempre que la artrosis se lo permite. Nadie lo diría, a juzgar por la paciencia que tiene cosiendo las muñequitas que hace con retalitos de colores.

En muchos lugares conocen ya esas muñequitas: Getafe, Madrid, Chiclana, Arnedo... Nuestro objetivo es seguir ayudando a tía Francisca y a otras mujeres sufridas que como ella quieren ganarse la vida con su trabajo y no mendigando.
Las muñequitas-llaveros sólo cuestan 2 Euros. Si deseas contribuir solo tienes que indicarnos tu email o teléfono y entraremos en contacto contigo.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Barriguitas llenas... niños contentos


El barrio de la Barra do Ceará cuenta con un alto índice de natalidad. Aquí hay montones de chiquillos que inundan las calles con sus juegos y sus risas.Pero no todo es alegría...
En medio de una población mayoritariamente pobre, se encuentra también una mínoria -desgraciadamente numerosa- de personas que viven en la miseria. El azote de la necesidad es mayor en los niños. Ellos son siempre los grandes perjudicados de la miseria, el hambre y la violencia.

La Iglesia de Brasil lleva años atendiendo a estos niños. Para eso se creó la "Pastoral da criança", que combate la desnutrición de niños de 0 a 6 años y a mujeres embarazadas. En Fortaleza esta pastoral lleva 11 años trabajando con muchos y buenos resultados.

Desde hace algún tiempo,en la Barra do Ceará, quisimos ampliar nuestro horizonte de ayudas y así creamos el proyecto "Crecer con salud", para complementar la alimentación de los menores de edad, ayudarles en todo lo referente a la salud y apoyar el trabajo de la "pastoral da criança".

La estrella del proyecto es sin duda "el sopão": una sopa enriquecida con carne, verduras, arroz, fideos... que más de 100 menores de edad reciben todos los días, a medio día y por la noche. En este trabajo participan miembros del seminario y de la fraternidad secular agustino recoleta, el proyecto lar santa Mónica, el área pastoral, algunos voluntarios y un buen número de donadores.

No necesitamos explicar mucho más porque las imágenes hablan por sí solas. Espero que disfrutéis con ellas tanto como nosotros disfrutamos viendoles comer a ellos.



video

domingo, 16 de noviembre de 2008

Geralda, mujer fuerte y madre luchadora

Geralda tiene ahora 42 años. Su historia es muy parecida a la centenares de mujeres de este barrio de la Barra de Ceará, que como ella emplean su vida y sus energías en sacar adelante a sus hijos.
(En la foto a izquierda: Geralda, Pepita -de Getafe-, Jade, Tiago y Pedro)

A los 20 años quedó embarazada de su primera hija: Jaqueline. Al año siguiente llegó Jorge. Pasaron 14 años hasta que nació la simpática Jade. Un año después llegarón dos gemelos: Pedro y Tiago. Y los últimos en aparecer, otros dos gemelos, Marcos y Mateus. Todos ellos son hijos de padres diferentes. En algunos casos por muerte del padre y en otros –como es muy habitual por aquí- por causa de abandono.
Hace ya 2 años que conocimos a Geralda y que supimos de sus luchas por sobrevivir y sacar adelante a sus hijos. Los dos mayores, dependientes químicos; él traficante y ella prostituta (otro día presentaremos la experiencia de vida de Jaqueline).
La pequeña Jade es una niña muy tranquila y cariñosa… No así los dos gemelos –Pedro y Tiago- que son de los de “agárrate que hay curva”; ¡hiper-mega-activos! Los tres vivían con la madre que a pesar de su pobreza, falta de empleo y recursos, buscaba siempre cómo sacar adelante a sus hijos. Los tres estaban escolarizados y ella procuraba atenderlos en todo momento. También Jorge, el hermano mayor, aterrizaba de vez en cuando por casa. Jaqueline los visitaba de vez en cuando, a penas cuando no estaba hasta las cejas de droga y entonces huía del “motel” para refugiarse con su madre.
En la foto de la derecha: la tía Cicera, Gerala al fondo, los gemelos Marcos y Mateos con algunas niñas de la Casa del Menor "San Miguel Arcángel" (CEU)

Geralda quería salir de la barraca donde vivía por causa de que el hijo le llenaba la casa de maleantes y ella no quería eso para sus hijos pequeños. Así que nos pidió ayuda. Jade, Pedro y Tiago fueron para el centro de acogida “San Miguel Arcángel”, o “Casa del menor”; una institución que –como los agustinos recoletos- también forma parte del Condominio Espiritual Uirapurú (CEU). A pesar de lo duro de la separación en el comienzo, allí encontraron buena alimentación, escuela, salud… Es verdad que faltaba “su mamá”, pero la institución se esfuerza para que el ambiente sea lo más parecido a una familia. Y además la madre puede ir a visitarlos y pasar el día con ellos.
En el tiempo que Jade, Tiago y Pedro estaban en la Casa del Menor, Geralda quedó embarazada. Nuevamente llegaron gemelos: Marcos y Mateos. Su nuevo compañero era un pescador pobre, ya jubilado y enfermo, que apenas Geralda dio a luz los abandonó a los tres. Peor aún, echó a los tres de casa, porque la casa era de la suegra de él y tuvo que devolver la casa. Geralda y los dos gemelos han ido pasando de barraca en barraca desde entonces, en condiciones “indecentes”. Hemos solicitado una casa social para ella, pero el ayuntamiento solo da formularios de lista de espera. Los vecinos son gente pobrísima igual que ella pero, Gracias a Dios, generosos en lo poco que tienen, y nunca falta un lugar dónde colgar la hamaca para dormir.
(En la foto de la derecha: la tía Cicera, Geralda, con Marcos e Mateus, en la última casa donde los han acogido momentáneamente)
La historia de Geralda no difiere mucho de la de tantas otras mujeres. Siempre confiando en la providencia de Dios, y procurando vivir el día a día y mayores esperanzas. Tal vez en este rincón del mundo en el que vivimos sea la única manera de sobrevivir y no morir de deseperación.¡Que Dios bendiga a las mujeres, madres pobres y sufridas de nuestro Brasil!
(Geralda, feliz con sus dos hijos pequeños, aunque muere de nostalgias de sus otros pequeñines)

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Fortaleza, ciudad de lujo y miseria

Quizá no sea una de las ciudades más famosas de Brasil pero Fortaleza es una de las mayores; hablamos de la 5ª en número de habitantes; 3,3 millones se atendemos toda su área metropolitana.

También llama la atención su extensión: más de 320 km². Capital del estado de Ceará, Fortaleza es un importante centro de servicios, comercio y turismo de todo el nordeste del país.

Cuenta con amplias zonas "de lujo" que hacen las delicias de los turistas, especialmente estadunidenses y europeos, que ven cómo dólar y euro aumenta su valor y poder adquisitivo en una tierra que se rinde al capital extranjero.

Edificios de "primer mundo" jalonan las playas de Iracema, do Futuro... mientras que en las áreas de periferia las favelas se adueñan del paisaje. En cuestión de unos metros la fisonomía de la ciudad cambia radicalmente: el lujo da paso a la miseria, el capitalismo a la subsistencia, el orden a la marginalidad...

El barrio de la Barra do Ceará está situado en el límite de costa de Fortaleza. La diferencia entre las construcciones y el modo de vida de los moradores de este barrio y los del centro y zona turística de la ciudad es notable. La renta per cápita es bajísima; la mayoría de los trabajadores reciben un salario mínimo (415 Reales = 153 Euros). Existe más de un 40% de desempleo, a pesar de ser el barrio con mayor índice de juventud.

Incluso dentro del barrio los contrastes, tan típicos de Brasil, se acentúan; a la zona pobre, que representa la mayor parte del barrio, se contrapone la zona miserable; familias que viven en casa de cartón, plásticos y maderas, y edificadas sobre la arena de las dunas de la playa.

La luz de las casas es "robada" de los postes, el agua brota de "fuentes" improvisadas mediante gomas, la recogida de basuras es imposible... ¡la primera vez que vi una rata en una de las barracas pensé que era el gato! La época de lluvias derrumba buena parte de las casas o las hace inhabitables por causa de la humedad,…

Infecciones provocadas por micosis de animales, piojos de la arena que devoran la carne de pies y manos, costras en cabeza y orejas, asmas, alergias... son ya compañeros de viaje cotidianos en la vida de los chiquillos, que a pesar de todo, juegan, corren, saltan y se divierten por entre suciedad y los montones de materiales reciclados que recogen para vender.

Hoy solamente deseo mostraros una panorámica de las construcciones y de las casas. En próximos comentarios del blog podremos presentar algunas de las muchas problemáticas existentes.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Llegó la hora de los peques

¡Ya iba siendo hora de que los peques
también tuviéramos un día de diversión!

El reencuentro con los más pequeños fue muy gratificante. La tía Cícera tenía ya todo organizado. Hacía meses que los pequeños del grupo – de 4 a 12 años– reclamaban “su derecho” a una mañana de diversión en el seminario.


Todos estos niños provienen de familias con escasos recursos económicos. En muchos de los casos son niños criados por los abuelos, o por vecinas, o madrinas… algunos de estos niños tienen grandes carencias afectivas y muchos están mal alimentados.


Llegaron como una avalancha al seminario. Los seminaristas Jones y Tiago los trajeron en la furgoneta. ¡Unos 30 niños en una furgoneta de 9 plazas! También venían con ellos “las chicas del violín”: algunas de las chicas de 15 años que aprenden violín y estudian música con Alberto. Ellas cuidaron de que los “peques” estuvieran en orden y no hubiera “malos rollos”.

Jugaron al fútbol, a hacer comiditas y a muñecas… algunas de las niñas estrenaban las ropas que trajimos de España. ¡Qué ilusionadas estaban! A media mañana el almuerzo. La tía Cícera preparó en un periquete unos perritos calientes de chuparse los dedos. Retomadas las fuerzas con el tentempié siguió el juego hasta que el sol comenzó a caer a plomo y el agua fresca de las botellas no era suficiente para calmar la sed.

Llegó entonces una de las partes que más les gusta a los peques: la manguera. Y es que a falta de piscina buena es una manguera, aunque el agua saliera tan caliente. Nadie se bañó… en realidad, se bañaron unos a otros…

La furgoneta salía por la puerta del seminario cargada de chiquillos de vuelta a sus casas… felices porque alguien los había tenido en cuenta… habían sido protagonistas. El seminario está a 1 km de sus casas, pero para muchos esta ha sido la excursión de su vida. El lugar es agradable, limpio, seguro... y sobre todo son amados incondicionalmente... muchas de las cosas de las que no disfruta en sus ambientes.

martes, 28 de octubre de 2008

Infancias destrozadas

02-08-2008

Bajo el titular de “Niñas venden sus cuerpo”, el diario El Nordeste de Fortaleza ha denunciado la negligencia social ante el grave problema de la explotación de menores. El Hogar Santa Mónica intenta dar una respuesta a esa dura problemática.



En la ciudad de Fortaleza (capital del Estado de Ceará, en el nordeste de Brasil) continúa existiendo una clara evidencia de la negligencia social, política y familiar ante el abuso y explotación de menores de edad.

Así lo ponen de manifiesto algunos periódicos de la capital, como el “Diario do Nordeste”, que publicó el 25 de junio un extenso reportaje titulado “Meninas vendem o corpo” (Niñas venden su cuerpo).

El número de niñas y adolescentes que son explotadas sexualmente en la ciudad de Fortaleza no sólo se ha incrementado en los últimos años, sino que la práctica está adquiriendo un halo de normalidad:

“Niñas de 12 a 16 años afirman que se prostituyen desde el final de la tarde hasta la madrugada y que ganan 200 reales por día. […] Una estudiante de 14 años de edad, llega a casa y ve que el gas de la cocina se acabó. Ella sabe cómo conseguir el dinero fácilmente. A las 20 horas va hasta la avenida próxima a su casa y ofrece sus servicios sexuales por 20 o 30 reales; […] La madre, desempleada, no sabe lo que su hija hace los fines de semana. La muchacha vive con su madre, una hermana de 21 años (que también se prostituye), y el padrastro con quien apenas habla”.
-






Las causas de la explotación y el turismo sexual son múltiples: económicas, sociales, políticas, culturales y familiares; de ahí la difícil erradicación de esta práctica que se convierte en una alternativa de supervivencia para muchas niñas y jóvenes brasileñas:


“Vivíamos yo, mis hermanos y mi abuela, que está enferma. Ahora somos sólo nosotras dos porque uno de mis hermanos murió y el otro está preso. Yo soy quien sustento la casa”; “Estoy en el segundo año de bachillerato, y casi no falto a clases. Con el dinero que gano, puedo comprar mis cosas, mi champú, mi ropa, todo lo que quiero”.

No es infrecuente pasear por la ciudad, por las playas, avenidas, terminales de autobuses y lugares de ocio y encontrar niñas y jóvenes, de día y de noche, en el espacio habitual de prostitución de calle, ofreciéndose a los turistas y nacionales por pequeñas cantidades de dinero.

Las menores de edad se exhiben con la mayor espontaneidad, como si de un juego infantil se tratase. De un modo inconsciente, se adentran en un círculo de violencia que poco a poco marca destructiva e irreparablemente sus vidas e impide su adecuado desarrollo.

Mientras una parte de la sociedad civil, pasiva y negligente, considera que las niñas ejercen la prostitución con “libertad” y bajo su “responsabilidad”, otra parte de la sociedad está indignada y es consciente del abuso y la violación a los derechos humanos.

Estos últimos van en aumento, como pone de manifiesto el incremento de denuncias realizadas en el último año (crecieron un 480% el año pasado, siendo de 2.249 denuncias desde el 2003 hasta el 2007). De las víctimas registradas en las denuncias, el 17% tenían entre 10 y 11 años de edad; 49% entre 12 y 14 años y 34% entre 15 y 17 años. Debe tenerse en cuenta que el número de denuncias siempre representa un porcentaje mínimo respecto a los casos reales totales.

El Hogar Santa Mónica, al igual que otras ONGs actuantes en Fortaleza, forma parte de las numerosas entidades que desarrollan programas preventivos y de atención integral en la lucha contra la violencia sexual de menores de edad.

Inserido en una zona de alto riesgo, la Barra do Ceará, las personas que actúan en este proyecto social de los Agustinos Recoletos en Brasil pueden testimoniar de primera mano la existencia de una sociedad demasiado permisiva, un modelo caótico de familia que utiliza la explotación sexual de sus hijos como medio de subsistencia, la negligencia del gobierno con políticas públicas sociales ineficaces y un sistema judicial debilitado que no castiga adecuadamente a los actores de este tipo de delitos, dejándolos prácticamente impunes.

Actualmente se espera la entrega definitiva del proyecto de construcción del Centro de abrigo, que se ubicará en el Condominio Espiritual Uirapurú (CEU), en un área de algo más de 2 hectáreas.

Simultáneamente a las gestiones administrativas, se ayuda a algunas familias de la Barra do Ceará que dada su situación de vulnerabilidad pueden ser víctimas de violencia sexual (139 familias registradas).

Este apoyo consiste principalmente en atención de bienes de primera necesidad y sanitaria (proyecto Crecer con salud), visitas a los lugares de residencia (proyecto Visitas sociales), acompañamiento, orientación y encaminamiento a otros recursos sociales actuantes en Fortaleza (Asistencia social, centros preventivos de formación, hospitales, Consejo tutelar, escuelas, cursos de formación profesional, etc.).











Son muchas las niñas y jóvenes que reconocen este trabajo en las calles y favelas de Fortaleza, identificándonos con el lema agustiniano: “Separarse de ti es caer; volver a ti, levantarse; y permanecer en ti, estar seguro”.

Además, el Hogar Santa Mónica participa en campañas de sensibilización y denuncia contra la violencia sexual de niñ@s y adolescentes.

El Proyecto Hogar Santa Mónica es una respuesta a una gran necesidad social y el reflejo de una paciente espera motivada por la oración y colaboración de muchas personas, que desde diferentes partes del mundo han estado a nuestro lado.

Desde el Hogar Santa Mónica se envía un agradecimiento a todos los que, de una forma u otra, colaboran para que este centro sea el lugar seguro y la esperanza para muchas niñas y adolescentes de Fortaleza, donde podrán sentirse personas con una vida plena y digna.






Los Agustinos Recoletos en Fortaleza, miembros del CEU


El Proyecto Lar Santa Mônica de los Agustinos Recoletos ha sido aceptado en un Consejo Extraordinario como entidad miembro del Condominio Espiritual Uirapurú (CEU), y se le ha otorgado algo más de una hectárea de terreno para sus fines.















El
Condominio Espiritual Uirapurú (CEU) de Fortaleza (Ceará, Brasil) es un proyecto común de varias entidades religiosas católicas que congrega, en un área de 112 hectáreas, toda una serie de proyectos dirigidos a la realización de actividades de carácter espiritual, social, educativo y cultural que otorguen una “vida nueva” a grupos de personas habitualmente desheredados por la sociedad: menores abandonados, presos, ex-dependientes químicos…
-


Junto a estos proyectos de marcado contenido social, otra parte del área está ocupada por espacios destinados al crecimiento espiritual, como casas de ejercicios espirituales y retiros o un monasterio de vida contemplativa femenina.

El CEU (palabra que en portugués significa “cielo”) nació del sueño de colocar en el corazón de la ciudad de Fortaleza una señal visible de la presencia de Dios. El CEU quiere ser un pequeño reflejo de la comunión de Dios y de la Iglesia, un pulmón espiritual para esta ciudad y un referente de solidaridad para la sociedad.

De hecho, esta comunión de una gran diversidad de carismas en un mismo espacio físico es una experiencia única en la Iglesia Católica brasileña. El religioso franciscano Frei Hans, fundador de los centros de rehabilitación Fazenda Esperança y del CEU, comentó en una entrevista para el periódico cearense O Povo:

“Estoy lleno de esperanza y creo que en el mundo no exista otra obra igual a ésta. Es el sueño del Papa que las comunidades se encuentren y vivan juntas, y aquí estamos intentando esto mismo; no sólo vivir juntos, sino tener una experiencia profunda de comunión en la que cada uno se olvida de sí mismo y piensa en el otro, se interesa por el otro, vive la unidad, conoce al hermano… Y así vamos a ser la Iglesia viva de este milenio, dando testimonio de comunión”.

El día 10 de julio los responsables del Proyecto Lar Santa Mônica — Hogar Santa Mónica, se reunieron con Frei Hans y otros miembros del Consejo General del CEU. Se presentó oficialmente el Proyecto Lar Santa Mónica y se discutieron algunos aspectos prácticos con la arquitecta del conjunto del Condominio Espiritual.

El día 12 de julio se convocó una Asamblea Extraordinaria de todos los asociados para tratar el tema de la incorporación de los Agustinos Recoletos al Condominio, sin necesidad de tener que esperar hasta la Asamblea Ordinaria anual de febrero.

Finalmente, el día 17 de julio, los Agustinos Recoletos recibieron una calurosa carta de admisión que significa un paso importantísimo para la realización del proyecto social de los Recoletos en Fortaleza:




Queridos miembros de la Asociación Beneficiente de los Agustinos Recoletos en Fortaleza:

En atención al proyecto enviado en julio de 2007 y a los contactos mantenidos desde febrero de 2007 acerca de la solicitud de un área en el Condominio para la implantación del Hogar Santa Mónica, destinado a niñas y adolescentes en situación de riesgo, con edad comprendida entre los 7 y los 18 años, víctimas de abuso y/o explotación sexual, queremos presentar a continuación la deliberación del Consejo del Condominio acerca de la referida solicitud.

El Proyecto enviado por la Entidad fue analizado, considerando sus objetivos, metodología, origen, público al que va dirigido, sostenibilidad, acuerdos de colaboración y otras informaciones presentadas. Se reconoce el compromiso del equipo de la ABARF para la implantación y mantenimiento de este proyecto, así como la importancia de atender a esa población, hasta ahora sin presencia en el Condominio.

El Condominio tiene como objetivo vivir la Unidad, respetando la diversidad de Carismas presentes en la Iglesia. Con esta finalidad, diecinueve entidades realizan actividades socio-espirituales: oración y acompañamiento espiritual, trabajo de recuperación de dependencias químicas, acogida de niños y adultos portadores de SIDA; actividades junto a encarcelados, a liberados del sistema penitenciario y a sus familias; escuela para la comunidad; y otros muchos…

Después de la reunión entre sus representantes, frei Hans y el Consejo General, realizamos nuestro encuentro mensual de entidades el 12 de julio y enseguida tuvimos una reunión del Consejo Vitalicio y Consejo General. En esos encuentros se presentó y consultó la propuesta del Hogar Santa Mónica, buscando darles una rápida respuesta.

Tras lo cual nos complace informarles de la aceptación de la Asociación Benéfica de los Agustinos Recoletos de Fortaleza – Hogar Santa Mónica como miembros del Condominio Espiritual Uirapurú (CEU).

Su proyecto dispondrá de un área de 1,074 hectáreas, junto a las áreas de las hermanas Carmelitas y de las hermanas Doroteas.

Nos despedimos con nuestro deseo de bienvenida a todos los que forman parte de la Asociación Benéfica de los Agustinos Recoletos de Fortaleza, que ya forman Uno con todos los que componen el CEU.

Fraternalmente:
Hermana Lucilia Valeça de Freitas (Presidenta del Consejo General)
José Kleber Moreira Teotônio (Vice-Presidente del Consejo General)



Con la reciente incoporación de los Agustinos Recoletos, son 19 las entidades que forman parte de esta unión de carismas en Fortaleza:

1. AIS - Ayuda a la Iglesia que Sufre: intervención en lugares necesitados.
2. Asociación el Camino: acompañamiento de expresidiarias.
3. Asociación Nuevos Horizontes: ayuda a jóvenes desestructurados, víctimas de abusos y explotación.
4. Asociación Nuestra Señora Reina de la Paz: trabajo de evangelización con menores.
5. Carmelo Santa Teresita: monjas carmelitas descalzas.
6. Casa de apoyo Sol Naciente: atiende afectados de SIDA, especialmente niños.
7. Casa del Menor San Miguel Arcángel: centro de acogida para niños y adolescentes de la calle.
8. Centro de Espiritualidad Carmelitana “Edith Stein y Santa Teresita”: casa de retiros de las monjas carmelitas.
9. Congregación de las Hermanas de Santa Dorotea: centro de retiros y colegio.
10. Comunidad Católica Shalom: pertenece a la Renovación Carismática; en el CEU trabajan en un taller de iconografía.
11. Comunidad Reina de la Paz: actividades socio-espirituales con ancianos.
12. Hacienda Esperanza: recuperación de dependientes químicos (para mujeres).
13. Fundasinum: Fundación de Salud Integral Humanista – estudio y tratamiento del inconsciente.
14. Funface: hospital para personas con defectos faciales y consultorio dental.
15. Instituto de las Hermanas de Maria de Schoënstatt - Madre Reina: centro de oración.
16. Instituto Hogar Sacerdotal Jesus, Maria y José: casa para sacerdotes ancianos enfermos.
17. Monasterio de la Visitación: monjas benedictinas.
18. Comunidad Canción Nueva: evangelización a través de los medios de comunicación social.
19. Hogar Santa Mónica: Asociación Benéfica de los Agustinos Recoletos de Fortaleza (ABARF); centro de acogida para niñas y adolescentes en peligro de abuso y explotación sexual.